Las semillas son patrimonio de la humanidad. Poco a poco la plantación de semillas criollas ha desaparecido, siendo sustituidas por las que venden en los agroservicios y las grandes empresas, de peor calidad y a un costo demasiado elevado para la producción de las familias de muchas zonas rurales. Las semillas criollas logran recuperar el bosque tradicional, alimentos y una cultura que se ha perdido de generación en generación y para ello es fundamental la buena selección de las semillas, tomando en cuenta factores tales como, el tiempo de cosecharlas, la forma de cómo hacerlo, el tamaño a elegir de la semilla, el color, la forma, los utensilios a utilizar y los efectos lunares entre otros.

Con este proyecto se rescatarán plantas domésticas a partir de semillas silvestres cultivadas por los antepasados hace miles de años, que son base de la alimentación, y que se conservan de generación en generación como patrimonio familiar y local ya que en tiempos anteriores, las semillas sirvieron como trueque para entrelazar pueblos y comunidades.

Buscar Términos dentro del Diccionaro (puedes emplear expresiones regulares)
Término Definición
TEMPISQUE

 

La palabra «tempisque» es de probable origen nicarao o náhuatl y es el nombre de un árbol de origen mesoaméricano que se puede encontrar desde México a Panamá, y que en Costa Rica recibe también el nombre de danto o níspero amarillo. Está compuesta por «templi» que significa «orilla del río», e «ixqui», que significa «guardián» o «cuidador». De este modo, surge «templixqui», o sea, «el que cuida las orillas de los ríos». Otra interpretación es que tempisque viene de «tentl», «labio», y «pitztic», «apretado», dado que el fruto del árbol de tempisque es pegajoso a los labios («tentlpitztic»).

Existe una página web que se ha preocupado de recopilar información sobre estos árboles tan importantes y notables.

 

http://www.elmundoforestal.com/elcorazon/tempisque/tempisque.html

Visto: 191

 

 
­