Las semillas son patrimonio de la humanidad. Poco a poco la plantación de semillas criollas ha desaparecido, siendo sustituidas por las que venden en los agroservicios y las grandes empresas, de peor calidad y a un costo demasiado elevado para la producción de las familias de muchas zonas rurales. Las semillas criollas logran recuperar el bosque tradicional, alimentos y una cultura que se ha perdido de generación en generación y para ello es fundamental la buena selección de las semillas, tomando en cuenta factores tales como, el tiempo de cosecharlas, la forma de cómo hacerlo, el tamaño a elegir de la semilla, el color, la forma, los utensilios a utilizar y los efectos lunares entre otros.

Con este proyecto se rescatarán plantas domésticas a partir de semillas silvestres cultivadas por los antepasados hace miles de años, que son base de la alimentación, y que se conservan de generación en generación como patrimonio familiar y local ya que en tiempos anteriores, las semillas sirvieron como trueque para entrelazar pueblos y comunidades.

Buscar Términos dentro del Diccionaro (puedes emplear expresiones regulares)
Término Definición
ARROZ

 

A pesar de no ser una semilla criolla hemos decidido incluir el arroz en este proyecto por desarrollar un papel tan importante en la alimentación y economía de este país

Los primeros cultivos aparecen en China 5.000 años a.c, Tailandia 4.500 a.c, para luego expandirse a Camboya, Vietnam y al sur de la India. Desde esos países se trasladó hacia otros lugares como Corea, Japón, Myanmar, Pakistán Sri Lanka, Indonesia y Filipinas. Alrededor del año 800 a.c el arroz asiático se instaló en el Oriente y Europa meridional. Gracias a los moros, llegó a España con la conquista de este país hacia el año 700 d.c. Años después en el siglo XV se propagó a Italia, Francia, y tras los grandes descubrimientos protagonizados por conquistadores europeos, se implantó en todos los continentes.

 

Visto: 264

 

 
­